Prueba

24 DE MARZO – Día mundial de la Tuberculosis

By marzo 17, 2020 No Comments

“Es hora de actuar, es hora de poner fin a la Tuberculosis”

Introducción

Un 24 de marzo del año 1882 el Dr. Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa la Tuberculosis (TB).

Cada año, desde 1982 la Organización Mundial de la Salud (OMS) conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis; para aumentar la conciencia pública sobre las consecuencias sanitarias, sociales y económicas de la enfermedad y para aumentar los esfuerzos para poner fin a la epidemia mundial.
La tuberculosis sigue siendo la enfermedad infecciosa más mortal del mundo. Cada día, más de 4000 personas pierden la vida a causa de la tuberculosis y cerca de 30.000 personas enferman con esta enfermedad prevenible y curable. Los esfuerzos mundiales para combatir la Tuberculosis han salvado aproximadamente 58 millones de vidas desde el año 2000.

En Uruguay, partir del año 2000 se comenzó a percibir un aumento progresivo del número de casos nuevos de Tuberculosis. Maldonado, detrás de Montevideo, es el departamento donde se registran más casos nuevos por cantidad de habitantes.

Son muchos los motivos que explican la situación actual de la Tuberculosis en nuestro país, reconociendo como uno de los factores más importantes, la pérdida de percepción por parte de la población general y del personal de salud de la Tuberculosis como problema de salud.

¿Qué es la Tuberculosis?

Es una enfermedad infecciosa, causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis, más conocida como Bacilo de Koch. Puede afectar a personas de cualquier edad, fundamentalmente afecta los pulmones, pero puede localizarse en cualquier parte del cuerpo.

¿Cómo evoluciona la Tuberculosis?

Exposición: Se produce cuando una persona ha estado en contacto o expuesta a otra que tiene Tuberculosis.

Infección tuberculosa latente: Se produce cuando una persona tiene bacterias de TB en su cuerpo pero no presenta signos ni síntomas de la enfermedad. La prueba de tuberculina (PPD) es positiva, pero las radiografías de tórax son normales. A estas personas se les prescribe un tratamiento que se conoce como “quimioprofilaxis” o “terapia preventiva” con la finalidad de prevenir la aparición de la enfermedad. Las personas con TB latente no han desarrollado la enfermedad pero podrían hacerlo en un futuro. Ellos no contagian a otras personas.

Enfermedad tuberculosa o tuberculosis activa: Se produce cuando una persona presenta síntomas de la enfermedad. La prueba de tuberculina es positiva y las radiografías de tórax demuestran características típicas de la enfermedad. Las personas con TB activa pueden transmitir la enfermedad por lo que deben recibir tratamiento contra la TB.

¿Quiénes puede enfermar de Tuberculosis?

Cualquier persona puede enfermedad de TB. Algunas personas por sus características tienen un riesgo aumentado de contagiarse.

Niños menores de 5 años y adultos mayores a 65 años.

Personas con un estado de nutrición e inmunidad deficientes: VIH, diabetes, enfermedad renal crónica, desnutrición, artritis reumatoide, cáncer.

Uso de medicamentos que afectan las defensas del organismo: uso prolongado de corticoides, inmunosupresores.

Consumo de drogas: alcoholismo, drogas ilícitas.

Contactos de casos con TB bacilífera: familiares, no familiares pero estrechos (trabajo, estudio), institucionales (cárceles, instituciones cerradas).

Personas que viven en estado de hacinamiento y en condiciones precarias.

¿Cómo se manifiesta?
Tos con flema

(puede acompañarse de expulsión de sangre), tos persistente por más de 15 días.

Fiebre

(especialmente si se incrementa por la noche)

Sudor

(durante la noche)

Dolor de pecho
Pérdida de apetito
Cansancio, debilidad

El médico a través de la clínica puede sospechar la enfermedad, pero de ninguna manera tiene la certeza. Por este motivo, le solicitará exámenes para intentar confirmar la enfermedad.

¡Si tiene tos con flema por más de 15 días, consulte a su médico!

¿Cómo se transmite?

Las bacterias de la Tuberculosis se transmiten de persona a persona fundamentalmente a través del aire.

Cuando las personas enfermas con formas clínicos que transmiten la Tuberculosis (llamados bacilíferos), eliminan al toser, estornudar, hablar o cantar bacterias (bacilos) que se encuentran en su vía respiratoria. Éstas se diseminan fácilmente por el aire. En estas circunstancias estos microorganismos pueden ser aspirados por una persona sana que se encuentra en contacto frecuente con un enfermo de TB, en consecuencia, contagiarse.

Una habitación bien ventilada consigue eliminar la mayoría de estas partículas.

El hogar como el lugar de trabajo son los espacios donde un individuo mantiene contacto frecuente con otras personas y, si alguna de ellas está enferma con TB, podría adquirir la enfermedad. Para que esto ocurra, es necesario que el contacto sea estrecho y prolongado. Para que una persona se enferme de TB es necesaria la infección por el Bacilo de Koch, pero su presencia no es suficiente para la aparición de la enfermedad.

¡Recuerde! las personas infectadas (No enfermos) no trasmiten la infección tuberculosa.

¿Cómo se diagnostica la Tuberculosis?

Son muchos los estudios que se pueden requerir para la confirmación diagnóstica de la enfermedad. No todos los exámenes se realizan a todas las personas con sospecha de TB, sino que dependen del tipo de caso que se trate.

Los más utilizados son:
Estudio de la expectoración o Baciloscopia.
Radiografía de Tórax
¿Cuánto tiempo hay riesgo de contagio?

A partir del momento en que comenzó a tomar correctamente la medicación, las posibilidades de contagio disminuyen en función del tiempo. Generalmente se aconseja no volver al trabajo o a las tareas que demanden contacto con otras personas hasta las 3 a 4 semanas de iniciado el tratamiento. Igualmente la decisión de volver a la comunidad es una recomendación que es de responsabilidad de su médico y él puede decidir prolongar este período.

Si las persona en tratamiento suspende la toma de la medicación o la toma de forma inadecuada, será negativo para su curación y vuelve a contagiar como al principio.

¿La tuberculosis se cura?

Sí, siempre que el diagnóstico se haga a tiempo y que la persona afectada siga correctamente las indicaciones que le dio su médico.

¿Cuánto tiempo se debe tomar la medicación?

No menos de 6 meses, pero puede ser más si su médico se lo indica.

¿Cuáles son las actividades que contribuyen a la prevención de Tuberculosis?

Promover en nuestro lugar de trabajo o comunidad el acceso a información, capacitación y/o educación sobre aspectos básicos y fundamentales de la TB:

  • Evitará estigmatización a las personas enfermas de tuberculosis.
  • Facilitará que las personas sintomáticas consulten en un centro de salud para confirmar la enfermedad y comenzar rápidamente el tratamiento.
  • Favorecerá el apoyo a las personas para cumplir correctamente el tratamiento.
  • Ayudará a comprender la importancia de que toda persona en contacto directo frecuente con enfermos de TB se realice exámenes para conocer si ha contraído la enfermedad.

Vacunar con la vacuna BCG a todos los recién nacidos para prevenir las formas graves de tuberculosis.

Es importante que una persona con TB:

  • Mantenga los ambientes iluminados y ventilados.
  • Mantenga su higiene personal y del hogar.
  • Cubra su boca al estornudar o toser.
  • No escupa en el piso.

Bibliografía:

  1. Arrieta F, Situación de la Tuberculosis en el Uruguay 2018. Departamento de Tuberculosis, CHLA-EP, 2019.
  2. Plan nacional de control y prevención de la tuberculosis. Ministerio de Salud. Primera edición, julio 2018.
  3. Guía nacional para el manejo de la Tuberculosis. Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes, Ministerio de Salud, Facultad de Medicina-UDELAR, Catedra de Enfermedades Infecciosas, Catedra de Neumología. Tercera edición, noviembre 2016.
  4. Guía nacional para el manejo de la Tuberculosis en situaciones especiales. Comisión Honoraria para la Lucha Antituberculosa y Enfermedades Prevalentes, Ministerio de Salud, Catedra de Enfermedades Infecciosas, Departamento de Pediatría, diplomatura de profundización en infectología pediátrica, Facultad de Medicina-UDELAR. Primera edición, 2017.
  5. Zerbini E, Programa Nacional de Control de la Tuberculosis: Normas Técnicas 2013; 4ta ed. Santa Fe: Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Dr. Emilio Coni, 2013.
  6. Autores del artículo (6 autores máximo et al). Título del artículo. Abreviatura de la revista [Internet]. Año [fecha de consulta]; Volumen (número):páginas. Disponible en: URL del artículo
  7. Vitoria JC, Bilbao JR. Novedades en enfermedad celíaca. An Pediatr [Internet]. 2013 [citado 14 Feb 2013];78(1):1‐5. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1695403312003815

LÍNEA DE CUIDADO DE TUBERCULOSIS. Promoción y prevención, diagnóstico precoz, tratamiento adecuado y rehabilitación. BOLETÍNVIRTUAL. Año 1 | Número 2 | marzo 2014. Secretaría de Determinantes de la Salud y Relaciones Sanitarias Subsecretaria de Relaciones Sanitarias e Investigación Ministerio de Salud de la Nación