NovedadesSalud

Recomendaciones ante bajas temperaturas

Recomendaciones ante bajas temperaturas

Ante los pronósticos de bajas temperaturas durante este invierno, la Dirección Departamental de Salud de Maldonado del Ministerio de Salud Pública realiza una serie de recomendaciones a la población:

1. Es fundamental que la población reciba la vacuna antigripal. Cualquier persona puede vacunarse (de no presentar contraindicaciones), especialmente las comprendidas en los grupos prioritarios.

2. Si presenta síntomas respiratorios consulte a su médico, en casa o en el consultorio. Sólo concurra a las puertas de emergencia de los centros de salud ante una situación grave.

SE RECOMIENDA ADEMÁS:

  • Lavar las manos con agua y jabón varias veces al día o utilizar alcohol en gel.
  • Al estornudar o toser, tapar la boca y la nariz con el pliegue del codo.
  • Usar pañuelos descartables.
  • Ventilar los ambientes diariamente.
  • Evitar el humo de cualquier tipo, especialmente el de tabaco.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura.
  • Usar abrigo adecuado y cubrir boca y oídos.
También se recomienda extremar los cuidados con los equipos de calefacción (estufa, calefactores, etc.):
  • Deben mantenerse apagados mientras duerma o esté ausente.
  • Utilizar equipos de calefacción a leña o combustión solamente si los ambientes están ventilados y los equipos libres de fuga para evitar intoxicaciones.
  • Mantener los equipos de calefacción alejados de objetos que puedan incendiarse como muebles, cortinas y frazadas. Nunca cubrir equipos de calefacción.
  • No dejar nunca a las niñas o niños sin supervisión en un ambiente con equipos de calefacción encendidos.

Recomendaciones ante reportes de intoxicaciones por CO

Ante la ocurrencia de intoxicaciones por CO, la Dirección Departamental de Salud de Maldonado del Ministerio de Salud Pública realiza una serie de recomendaciones a la población:

¿Qué es el Monóxido de Carbono (CO)?

El Monóxido de Carbono (CO) es responsable de graves intoxicaciones en las épocas más frías del año. Es un gas menos denso que el aire. No se puede ver ni oler, no irrita los ojos ni la nariz. Como los primeros efectos son inespecíficos, puede causar daño e incluso la muerte cuando se lo respira en concentraciones altas o durante periodos prolongados de tiempo.
Tener especial precaución con estufas y calefones a gas.

¿Cuáles son sus síntomas?

La intoxicación leve se caracteriza por dolor de cabeza, cansancio, debilidad, tendencia al sueño, náuseas, vómitos y dolor de pecho en enfermos cardíacos.
En una intoxicación grave se agrega: inconsciencia, respiración débil e irregular, temperatura corporal baja, convulsiones, pulso lento e irregular, presión arterial baja pudiendo avanzar hacia el paro cardiorrespiratorio y muerte.
Ante la aparición de dolor de cabeza, mareos, náuseas o vómitos, en un ambiente donde se está utilizando este sistemas de calefacción con combustión, se recomienda consultar inmediatamente al médico.

 ¿Qué hacer ante un caso de intoxicación?

Ventilar inmediatamente el ambiente contaminado.

Trasladar a las personas expuestas hacia al exterior de la vivienda y brindar asistencia médica, para su correcta atención y tratamiento.

Si los intoxicados están inconscientes, acostarlos en posición de costado (posición lateral de seguridad), mientras se espera la llegada de la ambulancia.

No suministrar nada por la boca.

Llamar al 911 o al Sistema de Emergencias Médicas de su centro.

Material elaborado por la Dirección Departamental de Salud de Maldonado, Unidad Departamental de Epidemiologia del Ministerio de Salud Pública.